Preguntas frecuentes

(3)
SOBRE MIS RASTAS

¿Cómo de largo tiene que ser mi pelo para poder hacerme rastas?

En Rastas Naturales hacemos rastas nuevas a partir de 10-12 cm de pelo (dependiendo del tipo de pelo). Si es más corto, te aconsejamos que esperes un poco (el crecimiento normal del pelo es 1 cm al mes) para tener tus rastas.

Si quieres añadir extensiones a tus rastas, igualmente sería necesario tener un largo de unos 10-12 cm para poder hacer una conexión entre tu rasta y la extensión lo suficientemente fuerte como para que ésta no se rompa y pierdas la extensión.

Si ya tienes rastas y lo que quieres es alargarlas, necesitaríamos que tus rastas tengan algo de pelo abierto (sin enrrastar) y sano para poder conectar la extensión. En este caso, siempre recomendamos que nos visites previamente para ver si tus rastas están listas.

¿Qué debo saber antes de mi cita?

El día previo a tu cita debes lavarte el pelo con un champú normal, sin acondicionador ni anti-caspa, y no usar ningún tipo de cera o aceite de peinado, para que tu pelo esté limpio y podamos trabajar con él fácilmente.

Si vas a hacerte rastas por primera vez, te recomendamos también no cubrir el pelo con cintas, diademas, turbantes, pañuelos o gorros. Es importante tener el pelo muy limpio y seco para que hacer tus rastas sea más fácil y rápido.

¿Puedo lavar mis nuevas rastas ya desde el primer día?

Al hacerte rastas es recomendable dejarlas al menos 3 semanas sin lavar, sin atarlas en una coleta (si te molestan, puedes usar una diadema elástica) y dormir de lado para que se aplasten lo menos posible, ya que las rastas están aún tiernas y deben fijarse para que no se deformen o se deshagan. Pasados estos días ya podrás lavártelas con normalidad, pero aún con algo de cuidado hasta que tengan al menos 6 u 8 meses.

¿Cada cuánto tiempo puedo lavar mis rastas? ¿Puedo lavarlas todos los días?

Lo aconsejable es lavarse el pelo una vez por semana. Si eres una persona de sudoración abundante, si por motivos de trabajo sudas mucho o si eres deportista, puedes lavártelas 2 o 3 veces por semana.

¿Qué champú tengo que usar para mis rastas?

Puedes usar cualquier champú o jabón que sea bueno para tu piel, siempre y cuando no contenga suavizante ni acondicionador. Los champús anti-caspa suelen tener componentes que suavizan el pelo y deshacen las rastas, sobre todo cuando son recientes.
Es importante también que sea un producto sin alcohol, que puede dañar los cueros cabelludos más sensibles.
Aunque a veces se recomienda porque seca y endurece la rasta, no es muy aconsejable un jabón ácido como puede ser el típico de “Lagarto”, ya que no está indicado para la piel, puede quemarla y hacer que pique.
Las rastas se pondrán duras con el tiempo, sin necesidad de acelerarlo a cambio de dañar tu piel.

¿Cómo tengo que lavar mis rastas?

Hay que masajear el cuero cabelludo en el enjabonado. No es necesario lavar una a una cada rasta cada vez, lo importante es lavar la raíz, que es donde se acumula el sudor y los olores. Siempre puedes lavarlas todas de vez en cuando, pero eso ya queda a la elección de cada uno.
Es importante eliminar cualquier resto de jabón dentro de las rastas. Los restos de jabón se secan y dan mal aspecto u olor a las rastas. El enjuague repetido de tus rastas y raíces te asegura un cuero cabelludo más sano y en consecuencia unas rastas más bonitas.

¿Cómo seco mis rastas?

Después del lavado de tus rastas es muy importante que éstas permanezcan húmedas el menor tiempo posible. Puedes seguir los siguientes pasos:

  • Escurrirlas para sacarles toda el agua, como si fuesen ropa (puedes hacerlo dentro de la ducha).
  • Sacarles el máximo de agua con una toalla, apretándolas pero nunca frotándolas. En el mercado hay disponibles un tipo de toallas de fibra ultrasecante, que usan deportistas y en gimnasios, por ejemplo.
  • Secarlas con secador en varias tandas (si tus rastas lo requieren), incidiendo en el largo, que es donde más se acumula el agua.

En verano puedes secarlas al aire o al sol.

¿Puedo usar ceras u otros productos para hidratar mis rastas?

Desde Rastas Naturales recomendamos sólo el uso de ceras hidratantes de origen vegetal (de coco, de aceite de oliva, de karité) cuando las rastas están muy secas debido al paso de los años, uso de tintes o si tu pelo en sí es seco y eso hace tus rastas ásperas o quebradizas.
La hidratación de las rastas es importante para mantenerlas sanas durante años, pero desaconsejamos completamente el uso de estos productos en el primer año de vida de tus rastas.

Me pica la piel, ¿qué hago?

En caso de leve irritación de la piel o de picores (por ejemplo, cuando las rastas están recién hechas o recién arregladas, la piel ha sufrido el pequeño tirón y esto puede irritar el cuero cabelludo) recomendamos champú natural neutro (sin perfume), siempre sin alcoholes y lo mas natural posible. Se pueden encontrar en herboristerías.
También ayuda a aliviar el picor el té de romero (se hierve la hierba fresca, se deja enfriar y lista para usar) usado como espray para mojar el cuero cabelludo o la parte donde sientes picor. Puedes aplicarlo también con los dedos o con un algodón.
Si los picores son muy fuertes o la piel está muy irritada, rojiza o con heridas, lo mejor es acudir a un médico dermatólogo que diagnostique el problema y te ofrezca una solución adecuada a tu problema y a tu tipo de pelo.

¿Cuánto tardarán mis rastas en estar duras?

Cada cabello es diferente y el tiempo de maduración de las rastas también. Pero habitualmente, a partir del 6° u 8° mes, las rastas empiezan a endurecerse y a estar más compactas, despeluchándose menos.

¿Qué puedo hacer para que mis rastas estén duras más rápido?

En Rastas Naturales no recomendamos ceras ni productos “aceleradores” del proceso. Llegar a tener unas rastas bonitas sólo depende de tu paciencia y de dedicarles un poco de cuidado de vez en cuando.
Si te gusta el mar es una buena manera, y sobre todo natural, para que tus rastas estén mejor. El agua del mar mejora visiblemente el aspecto de tus rastas, endureciéndolas y dejándolas bien compactas sin necesidad de repasarlas con la aguja. Si después del baño en el mar esperas un día para enjuagarlas, ¡mejor que mejor!

¿Cómo arreglo mis rastas? ¿Puedo hacerlo yo mismo?

Desde Rastas Naturales recomendamos arreglarlas solamente con una aguja de ganchillo. Aunque existen otras técnicas, nuestra experiencia nos dice que ésta es la forma de arreglarlas que mejor resultados da. Puedes aprender a usarla tu mismo (solo se necesita práctica y paciencia) y repasar de vez en cuando tus raíces.
Desde Rastas Naturales no recomendamos, para arreglar la raíz, usar la técnica de “darles la vuelta” (es decir, abrir un hueco por medio de la rasta y pasar la punta por ella), pues con el tiempo, esa vuelta que le damos a la rasta, se convertirá en un bulto, que una vez endurecido es muy difícil de arreglar.
Desde Rastas Naturales no recomendamos abusar del arreglo con aguja en el largo de la rasta. Muchas veces, intentando que la rasta esté compacta cuanto antes, repasamos demasiado el largo de la rasta sin darnos cuenta de que cada vez que pasamos la aguja por dentro de la rasta estamos rompiendo parte del pelo y esto puede hacer que se nos parta la rasta y perdamos un trozo. Es mucho mejor, y más sano para nuestras rastas, si dejamos que se endurezcan con el tiempo. ¡Lucirán mucho mejor y por más tiempo!
Nunca uses hilo o gomitas para tapar deformaciones en la rasta, pues con el tiempo acabara deformándola aun más y es muy complicado de quitar.

¿Cómo cierro las puntas de mis rastas?

Para cerrar las puntas también puedes usar la aguja. Cualquier cera o producto pegajoso se cuarteará y dejará un mal aspecto en la rasta.

¿Cada cuánto tiempo debo arreglar mis rastas?

Desde Rastas Naturales recomendamos hacer el primer arreglo completo de rastas nuevas a partir de la 6-7 semana de vida de tus rastas. Este arreglo es el más importante, pues se repasará cada rasta completa desde la raíz a la punta para que queden más compactas y con la forma deseada.
A partir del primer arreglo, puedes arreglar tus rastas cuando creas conveniente, dependiendo de la velocidad de crecimiento de tu pelo y de cómo te gusten a ti, teniendo en cuenta que cuanto más tiempo pase entre un arreglo y el siguiente, más pelo habrá fuera de las rastas (el cabello nuevo que crece entre las raíces) y más tiempo llevará ponerlas de nuevo a punto.

Tengo muy pocas rastas. ¿Podría tener más?

Sí, pero depende de cada caso. En Rastas Naturales hacemos este tipo de reconstrucciones separando raíces y añadiendo nuevas extensiones, optimizando tu melena y sacando más rastas y volumen de ellas.
Te recomendamos que nos visites para valorar tu caso en particular y poder ofrecerte la mejor solución.

Tengo las rastas muy finas y me gustaría tenerlas más gruesas. ¿Es posible?

Sí, pero depende de cómo estén tus rastas y del tiempo que tengan. Se pueden juntas entre ellas, haciéndolas más gruesas y fuertes.
Te recomendamos que nos visites para valorar tu caso en particular y poder ofrecerte la mejor solución.

Tengo extensiones sintéticas y me gustaría cambiarlas por extensiones de pelo natural. ¿Es posible?

Sí, y te ofrecemos las extensiones que necesites para ello. En este proceso, deshacemos la conexión de tus rastas con la extensión y conectamos la nueva extensión.

¿Qué hago si quiero cortarme las rastas?

Si quieres quitarte las rastas, no necesariamente debes raparte la cabeza. Sí es recomendable para así sanear del todo, pero si te parece un cambio impactante, puedes optar por dejarte crecer el pelo sin arreglarte la raíz y cortar la rasta desde ahí, y así, aunque quede corto, no estará rapado.

¿Puedo deshacer mis rastas?

Las rastas se pueden deshacer antes de que pase un mes, aproximadamente, desde que te las haces, pero no es nada recomendable, pues al hacerte las rastas tu pelo se ha enredado en exceso e incluso muchos pelos se han partido. La consecuencia es, que al deshacerte las rastas tu pelo tendrá un aspecto muy estropeado y dañado, y no será como el de antes. Si quieres deshacerte de tus rastas, lo mejor es cortarlas.

¿Puedo recoger mis rastas en una coleta?

Sí, pero desaconsejamos el uso de gomas muy apretadas. Si siempre coges la coleta a la misma altura existe el peligro de que las rastas que están en contacto con la goma, se queden más finas o dañadas por ese punto debido al roce. Lo mejor es usar gomas anchas o turbantes que recogen las rastas sin “estrangularlas”. Cuando tus rastas sean lo suficientemente largas, podrás usarlas a modo de “cinta” para recogerlas.
Te aconsejamos que no uses siempre la misma rasta para no dañarla.

¿Puedo tintar mis rastas?

Por supuesto. Si decides tintar tus rastas o algunas de ellas, puedes hacerlo tanto de colores naturales, con cualquier tinte del mercado, como de colores más vistosos, con una previa decoloración. Es incluso más fácil que con el pelo “normal”, ya que se parte de pelo que ya está separado y es más sencillo.

SOBRE RASTAS NATURALES

¿Qué hacemos?

Hacemos rastas nuevas para toda la cabeza, con flequillo, con “sidecut”, media cabeza, sólo unas pocas… ¡Como tú quieras!

Alargamos tus rastas con extensiones de pelo natural o de fibra sintética.

Te ponemos las extensiones o te las vendemos si quieres ponértelas tú mismo. Puedes elegir si las quieres de pelo natural o de fibra sintética, si quieres un color o una mezcla de colores, cómo las quieres de gruesas y de largas y también si las quieres con las puntas abiertas o cerradas.

Te ayudamos en el mantenimiento de tus rastas arreglando tus raíces, el largo de tus rastas y cerrando o abriendo las puntas.

En Rastas naturales reconstruimos o reordenamos tus rastas si:

→ Crees que tienes pocas rastas y que podrías tener más. Para ello separamos las raíces y añadimos nuevas extensiones, optimizando así tu melena, sacando más rastas y volumen de ellas.
→ Tus rastas son muy finas y quieres tenerlas más gruesas. Dependiendo del tiempo que tengas tus rastas, podemos juntarlas entre ellas haciéndolas más gruesas y fuertes.
→ Tienes extensiones sintéticas y quieres tener extensiones de pelo natural, o viceversa. En este caso podemos deshacer la conexión de tus rastas con la extensión y conectar la nueva extensión.

Hacemos peinados para eventos, bodas y demás celebraciones.

Te asesoramos según tu pelo, tus deseos y tu presupuesto, diciéndote cuál es la mejor opción para tus rastas y la que mejor se adapta a tus gustos y a tu bolsillo.

Estamos abiertos a tus propuestas creativas para tu pelo, siempre y cuando valoremos que podemos ofrecerte un servicio de calidad con un resultado satisfactorio.

Tanto para rastas nuevas, rastas con extensiones o arreglos (reconstrucciones/reordenaciones) especiales te recomendamos que nos visites previamente, para así poder tener la información necesesaria sobre el trabajo que vamos a realizar con tu pelo y podamos ofrecerte el mejor asesoramiento para tu caso concreto, dándote la mejor solución posible y un cálculo personalizado sobre el coste del trabajo.

¿Qué no hacemos?

No ponemos rastas temporales (fake dreads, poppy dreads) en toda la cabeza. Sólo lo hacemos para unas pocas rastas sueltas.

No cortamos el pelo ni rapamos con máquina.

No lavamos ni teñimos el pelo.

No hacemos trenzas africanas ni trenzas pegadas al pelo.

No hacemos trabajos en los que no tengamos experiencia y de los que no estemos seguros que podemos ofrecerte la calidad que te mereces.

No hacemos rastas si tu piel está dañada (dermatitis, heridas, etc.). Es importante tener el cuero cabelludo sano para que podamos hacerte las rastas, de lo contrario, el propio proceso de creación de las rastas puede ser perjudicial y agravar el daño de tu piel. Te recomendamos que consultes con un especialista dermatólogo, si es tu caso.

No hacemos rastas sobre pelo sucio, encerado, mojado o con algún otro producto que dificulte nuestro trabajo.

No te hacemos rastas si te encuentras bajo los efectos severos de alcohol, drogas u otras sustancias que hagan difícil nuestro trabajo.

Nuestras reglas

Puntualidad: ¿Llegas tarde? ¡Avisa! Te reservamos un tiempo solo para ti, por lo que si llegas con más de 15 minutos de retraso y no nos avisas antes, nos vemos obligados a cancelar tu cita.

Método de pago: Sólo admitimos pagos en efectivo, y siempre se realizarán al finalizar cada sesión. Si compras en nuestra tienda online, sí que puedes pagar con PayPal o por transferencia bancaria.

Para reservar una cita deberás dejar por adelantado una fianza de 1 hora (35 € impuestos incluidos), que después se te descontará del importe total de tu factura. Si no puedes venir a tu cita, tienes que avisarnos con al menos 24 horas de antelación. La fianza se devolverá si la cancelación se hizo con la antelación indicada.

Si en tu sesión vamos a prepararte extensiones hechas a medida, deberás pagar por adelantado el 50% de su precio, y al menos hacerlo con 1 mes de antelación a tu cita, para que nos dé tiempo a tenerlas listas.

Rastas Naturales es un espacio libre de tabaco (puedes salir a fumar fuera, por supuesto), comida caliente, helados, alcohol u otras drogas. Queremos mantener un clima agradable para hacer nuestro trabajo y ofrecerte un buen resultado.

Nuestra dreadshop no es muy grande, por lo que no disponemos de espacio para acompañantes. Por supuesto, para menores y personas con necesidades especiales siempre buscamos una solución para sus acompañantes.

¿Vienes con tu perro? Pregúntanos antes, por favor.

En Rastas Naturales queremos crear una atmósfera agradable, cómoda y de respeto para nuestros clientes y trabajadores, ¿nos ayudas a ello?

Rastas Naturales se reserva el derecho de admisión.

ESCRÍBENOS:

Si tienes alguna duda, quieres tener más información acerca de productos o recomendaciones, o quieres compartir tu propia experiencia o consejo sobre alguno de estos temas, puedes hacerlo escribiendo aquí:

Tu nombre (requerido)

Tu e-mail (requerido)

Asunto

Tu mensaje