Rastas en invierno

09 Nov Rastas en invierno

Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella también llegan los mercados navideños, las quedadas con nuestras personas queridas… ¡y el frío! Para que esto no te quite las ganas de disfrutar de este tiempo, vamos con un par de consejos para tener tus rastas calentitas y estilosas, y disfrutar a tope de esta época del año.

¡Que viene el frío!

Tenemos que prestar atención a los cambios. En invierno el aire es más frío y seco, por lo que nuestro pelo y nuestra piel se empiezan a resentir un poco y pueden mostrar signos de sequedad. Una forma de añadir un poco más de humedad a tus rastas y piel es aprovechar el vapor que generamos cuando nos damos una ducha bien caliente. Eso sí, es muy importante secarlas bien después de la ducha. En el punto 2 de esta entrada del blog puedes ver algunos consejos de cómo secar las rastas.

Cubre tus rastas.

Es imprescindible buscar una buena protección para tu cabeza con la que puedas protegerte del frío y mantenerte caliente durante el tiempo que vayas a estar por la calle o en lugares fríos. Para rastas largas, los tubos son la mejor opción, y además son un complemento muy bonito con el que poder dar un toque de color a tu look, e incluso los puedes usar de braga para el cuello. En nuestra tienda online puedes encontrar unos tubos hechos a mano, con 10 diseños diferentes, para que elijas el que más te guste.

Otra opción muy recomendable, sobre todo si tus rastas no son muy largas, es tenerlas todas recogidas en un gorro. Los gorros aportan un toque muy urbano y son muy calientes, por lo que siempre son una buena opción para salir a dar una vuelta por ahí sin que se nos hielen las orejas y las rastas. A nosotras nos gusta mucho este gorro reversible, ya que es lo suficientemente grande para que quepan todas las rastas sin que estén chafadas, y además nos permite ir cambiando el color según combine con la ropa que llevemos en ese momento… o simplemente porque nos apetece cambiar.

El secreto está en la palma.

Invierno es una época donde por la sequedad del ambiente y por usar prendas que cubren las rastas, éstas suelen tener más pelos fuera de lo habitual. Lo mejor para manterner esto a raya durante el invierno es utilizar la técnica del «palm rolling», o enrrollarlas con la palma de la mano. Esto te ayudará a mantener los pelos a raya. Importante: Evita frotarlas con la toalla cuando las seques después de habértelas lavado y no te las tapes para dormir (sí, sabemos que has oído que taparlas con un turbante es bueno para que no se les salgan los pelos, pero tu piel no podrá respirar, y el remedio será peor que la enfermedad).

Como ves, simplemente prestando atención a un par de cosillas, podemos disfrutar de esta época tan especial y que nuestras rastas sigan tan sanas y maravillosas por mucho más tiempo.

No Comments

Post A Comment